¿Te mudas? Tips para una mudanza perfecta

o cómo hacerla un poco más llevadera…

6 CONSEJOS BÁSICOS PARA ORGANIZAR LA MUDANZA

Un cambio de vivienda siempre se afronta con ilusión, pero también implica la tan temida mudanza. Aunque parezca complicada, no lo será si se realiza con un poco de organización y método. El proceso de mudarse de casa se ha facilitado y agilizado mucho en los últimos años, con empresas de mudanzas especializadas, pero conviene saber cómo planificarlo todo. No es una tarea sencilla, por lo que a continuación vamos a darte una serie de recomendaciones básicas para que puedas hacer una mudanza exitosa en un tiempo récord.

Si has decidido mudarte a una casa nueva, es necesaria una planificación previa. Además de conocer los accesorios básicos para empezar a vivir en tu nueva casa, serán necesarias muchas dosis de paciencia, coordinación y mucha organización. A continuación, te damos algunos consejos básicos para hacer una mudanza fácil y rápida sin olvidarte de lo más imprescindible:

1. Prepara un plan detallado

Sin un plan de organización, tu mudanza estará condenada al fracaso. Haz un inventario de todo lo que te vas a llevar en la mudanza. Notifica a la compañía de luz, teléfono y agua que efectúen el traslado de domicilio o rescindan el contrato. Asegúrate de guardar todos los recibos de pago de servicios, impuestos, etc. para evitar reclamos posteriores. 

Evalúa las características de la nueva casa. Esto permitirá saber si los artículos del hogar como el frigorífico, la estufa, la lavadora y la secadora se adaptan al espacio que tendrás disponible, de no ser así, podrás venderlos con anticipación y adquirir otros nuevos.

2. No tengas miedo de pedir ayuda

Nunca está de más contar con la ayuda de tus familiares o amigos de confianza para hacer la mudanza mucho más rápido. Ellos podrán ayudarte en las labores de empaquetado, transporte y colocación de los muebles y tus objetos personales en el nuevo domicilio. Así, evitarás prisas de última hora y toda la mudanza saldrá a pedir de boca.


3. Organiza las cajas con nombres

Coge papel y lápiz y empieza a elaborar un inventario de todo lo que tienes en tu antigua vivienda. Guarda las cosas de cada estancia por separado y marca cada caja con el nombre de la habitación que corresponda. Además, si no quieres que se te rompa algo por el camino, lo recomendable es que llenes las cajas con rollos de papel de periódico o de burbujas, para envolver los objetos más frágiles y sensibles.

4. Programa una sesión intensa de limpieza

Antes de hacer la mudanza y empezar a vivir en tu nueva vivienda, es importante que dediques unos días a limpiar rápido la casa en la que vas a vivir, además de decidir dónde colocarás todos los muebles. Con ello, el traslado podrá ser mucho más eficiente. También puedes aprovechar para pintar la casa y deshacerte de todo aquellos que ya no utilizas o necesitas.

5. Aprovecha para deshacerte de lo que no necesitas

Una mudanza siempre es una excusa perfecta para tirar a la basura todo lo que ya no necesitas. Desde ropa y complementos, hasta muebles o utensilios de la cocina. De esta manera, podrás empezar una nueva vida en tu nueva casa sin trastos y podrás dar la bienvenida a nuevas adquisiciones. ¡Libérate de apegos y comienza desde cero! 

6. Decide la nueva organización de tu hogar

Para que no te pases días y días haciendo la mudanza y con la casa desordenada, lo ideal para hacer una mudanza rápida y sencilla es que decidas dónde colocarás tus pertenencias con cierta antelación. Empieza colocando las cosas de la cocina y el baño, las habitaciones y, finalmente, el salón.



#